• PREMIOS DE DISEÑO COCINAS Y BAÑOS
  • EGUE & SETA

    Cuarenta y ocho metros cuadrados dan para mucho cuando son solo dos. No obstante, la optimización del espacio nunca viene mal. Y por tanto, la nueva distribución de la vivienda, ha querido derribar los muros de antiguas habitaciones, cocina, baño y pasillos para conseguir tres únicas estancias segregadas pero visualmente conexas. En la primera ubicamos un comedor con vocación social enfrentado a dos grandes balconeras y flanqueado por un gran lineal de cocina en un lado y por el otro un acogedor salón. En el extremo opuesto a las ventanas y para acabar de dibujar el área social de la unidad, una pieza decorativa y de almacenamiento, que enmarcada en cristal con despiece de carpintería de hierro y coronado por vegetación, logra dotar de privacidad a la habitación en suite ubicada del otro lado, al tiempo que permite la ventilación y el paso de la luz natural.
    En el interior privado de esta habitación, la misma pieza de almacenamiento de profundidad doble, se convierte en armaario ropero de puertas correderas lacadas en un blanco expansivo que refleja la luz procedente de las ventanas interiores.

    www.egueyseta.com

    MEJOR PROYECTO DE REFORMA

    « « Notícia anterior | Notícia siguiente » »