Un interior muy vital

¿Cómo puede una antigua escuela de ballet convertirse en una vivienda luminosa y llena de atractivos arquitectónicos? Standard Studio junto con Brandsing Meubelmakers nos proporciona su particular respuesta en este proyecto lleno de energía y muy personal. Fotos: Wouter van der Sar Photography

El reconocido estudio de arquitectura Standard Studio, junto con Brandsing Meubelmakers, –empresa especializada en mobiliario y reformas– ha sido el encargado de realizar la completa transformación de un peculiar espacio: la antigua escuela de ballet situada en el área urbana de Kerkstrtaat, Ámsterdam.

El proyecto no era fácil. De hecho, supuso todo un reto profesional por las genuinas características del espacio original, y por el deseo de los propietarios de maridar este espacio –de marcado estilo industrial– con los acabados y aditamentos decorativos necesarios para convertirla en una vivienda alegre, acogedora y cercana.

Los dueños del inmueble, una joven familia de tres miembros, tenía como prioridad de la intervención conseguir ambientes actuales y diáfanos, con espacios amplios para compartir en familia y con los amigos, pero también que permitiera cierta privacidad en el día a día. Con estos parámetros en mente, el principal reto era preservar el encanto del edificio original, manteniendo los techos, de unos 5 metros de altura, y la luminosidad que penetraba por los grandes ventanales, pero evitando la frialdad o el vacío que un espacio tan abierto puede llegar a evocar. Para ello, los diseñadores de Standard Studio y el equipo experto de Brandsing Meubelmakers optaron por aprovechar las ventajas del inmueble para unir las estancias comunes, cocina, salón y comedor, en una sola sala de gran tamaño, luminosa y con una distribución práctica y accesible. Por otro lado, y en contraposición a las paredes, techos y encimera de HIMACS en tonalidades claras, se optó por un mobiliario de colores vibrantes y llamativos, que visualmente ayudan a que la vivienda resulte más acogedora y acorde al estilo de vida de una familia joven y cosmopolita.

Multiplicar la luz

El feliz resultado fue debido, en gran parte, a la apertura de un muro de carga entre la sala de estar y un estudio fotográfico ya presente en la vivienda. Al eliminar ese bloqueo estructural, consiguieron fusionar ambos espacios y permitir una gran entrada de luz del exterior. La utilización de materiales como el roble macizo y una bella selección de plantas naturales fueron dos factores que también contribuyeron a la construcción de una atmósfera más humana, familiar y cálida. Por otro lado, la altura de los techos permitió crear un segundo nivel que aporta a la sala de estar mayor privacidad y aislamiento de los ruidos de la calle.

Con el fin de aumentar la sensación de espacio abierto y diáfano, Standard Studio planteó este loft sin apenas puertas o con los cerramientos imprescindibles, que se intentan ocultar de la vista para no mermar la sensación de apertura que respira toda la vivienda.

Un espacio social privilegiado

Tras unas puertas plegables encontramos la gran cocina, que está concebida como un espacio de trabajo, pero también como un lugar de reunión dinámico y especial. El mobiliario, de un azul intenso, forma una composición fresca y elegante con el blanco puro de la encimera “Alpine White” de HIMACS, presente en la isla de gran tamaño que preside la estancia. Con un diseño sobrio y elegante, y en combinación con una base realizada en madera, la encimera de HIMACS se convierte en el centro neurálgico de la casa, fusionando la robustez y el marcado carácter de un espacio, con un cierto toque industrial, con el atractivo y desenfado de una decoración cálida y llamativa.

El material de piedra acrílica HIMACS, en la icónica tonalidad “Alpine White”, ha sido el escogido para la creación de una isla de cocina en esta antigua escuela de ballet, reformada por completo y convertida en una vivienda particular en Kerkstrtaat, situada en pleno distrito artístico de Ámsterdam.

Gracias a las propiedades higiénicas de HIMACS, la encimera de esta cocina brinda una superficie de trabajo totalmente uniforme e idónea para la manipulación de alimentos y posterior limpieza. Otro rasgo diferenciador de esta opción es la ausencia total de uniones de la piedra acrílica de LX Hausys y su superficie bella y continua, que evita la acumulación de suciedad en las juntas y la posible proliferación de bacterias. Este plus de higiene lo hace muy adecuado para entornos concurridos como la cocina, en los que además se necesita una escrupulosa higiene y medidas de desinfección estrictas.

LAS NOTICIAS AL DIA

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER Y CONSIGUE UN CUPON DE DESCUENTO PARA LA COMPRA DE LA REVISTA

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.